AACE/ACE Consenso 2016 sobre el monitoreo de la glucemia

La medición del estado glucémico es un elemento clave en el cuidado de todas las personas con diabetes. La monitorización de la glucosa (GM) permite a los médicos evaluar la eficacia de la terapia actual, realizar ajustes de dosis de insulina y de medicamentos hipoglucemiantes, garantizar que los niveles de glucosa de los pacientes están dentro de los rangos de metas terapéuticas, y vigilar la seguridad del tratamiento.

Tanto el monitoreo de la glucemia capilar (BGM) como el monitoreo continuo de la glucosa (CGM) con sensores de fluidos intersticiales permiten a los pacientes comprender mejor el impacto de la dieta, el ejercicio, la enfermedad, el estrés y los medicamentos en los niveles de glucosa, así como reconocer y tratar los episodios de hipoglucemia y de hiperglucemia. Del mismo modo, tanto la BGM y CGM han demostrado mejorar la eficacia y seguridad de la terapia de la diabetes.

Este documento ofrece recomendaciones a los médicos sobre el tipo y la frecuencia de la monitorización de la glucosa que se deben emplear en el manejo de pacientes con diabetes mellitus tipo 1 (DM1: en niños y adultos), diabetes mellitus tipo 2 (DM2), y el embarazo complicado por la diabetes preexistente o la diabetes mellitus gestacional (DMG).

 

Referencia: Timothy S. Bailey, George Grunberger, Bruce W. Bode, Yehuda Handelsman, Irl B. Hirsch, Lois Jovanovič, Victor Lawrence Roberts, David Rodbard, William V. Tamborlane, and John Walsh (2016): American Association Of Clinical Endocrinologists And American College Of Endocrinology 2016 Outpatient Glucose Monitoring Consensus Statement. Endocrine Practice: February 2016, Vol. 22, No. 2, pp. 231-261. doi: http://dx.doi.org/10.4158/EP151124.CS

.

Dr. Rigoberto J. Marcano Pasquier @rigotordoc
Medicina Interna

Ambulatorio Medis.

Av. José María Vargas. Centro Comercial Santa Fe.

Nivel C3. Consultorio 2.

Caracas. Venezuela.

http://rigobertomarcano.com